El derecho a prostituirse resume todos los derechos de las mujeres frente al patriarcado

En España, la prostitución no es delito. Dicho con otras palabras: la prostitución no está penalizada, no es ilegal y, por tanto, es legal [i].

Esto puede sorprender a quien lo lea, ya que en España los medios de comunicación, los partidos políticos y, en general, el activismo abolicionista [ii], tanto el confesional como el laico, tienden a referirse a la prostitución como si fuera un delito [iii], en un intento de confundir a la opinión pública. A veces, se refieren a la prostitución como “alegal”. Este término no tiene significado jurídico [iv]: las cosas o son legales o son ilegales, o no están prohibidas o sí lo están. Usar el neologismo “alegal” es querer dar a entender que si la prostitución no está prohibida es por un descuido o una desidia de los legisladores y eso es una falacia. Es legítimo promover una ley que penalice la prostitución, si hay quien cree que debe ser penalizada, pero en un Estado de Derecho hay una vía para conseguir un cambio legislativo, y esa vía pasa por un proyecto de ley y su discusión y aprobación por el Parlamento.

Que la prostitución no está prohibida en España es una evidencia y, por tanto, también es una evidencia que las mujeres tienen derecho a prostituirse. El derecho a prostituirse es inseparable del derecho a la libertad sexual, que a su vez es expresión del derecho a la dignidad [v] de las personas reconocido expresamente por la Constitución [vi]. Y estos derechos inseparables son, a su vez, expresión de la liberación de las mujeres de la opresión patriarcal representada por la vieja legislación franquista.

Los derechos de las mujeres conculcados por el patriarcado en la etapa franquista pueden dividirse en derechos sexuales y derechos económicos. La opresión sexual supone negar el derecho a disponer libremente del propio cuerpo. Sometidas por las leyes patriarcales, las mujeres debían conservar su virginidad hasta el matrimonio y, una vez casadas, debían mantenerse fieles y estar siempre dispuestas a cumplir su “deber conyugal”, es decir, que no existía el delito de violación dentro del matrimonio. Tampoco tenían derecho a abortar bajo ningún supuesto, grave delito castigado con severas penas de cárcel. Y la prostitución, o estaba perseguida o estaba estrictamente regulada con leyes que negaban a las prostitutas todo una serie de derechos fundamentales.

El derecho a disponer libremente del propio cuerpo encuentra su plena expresión en el derecho a la prostitución. Suprimidas felizmente en España las modalidades mayoritarias de opresión sexual patriarcal, subsiste sin embargo una amenaza permanente sobre el derecho a la prostitución de las mujeres. Por eso, la defensa de este derecho supone la plena defensa del derecho a la independencia sexual y al dominio sobre el propio cuerpo de las mujeres, y resume y es la garantía de las modalidades mayoritarias del mismo.

Los derechos económicos de las mujeres conculcados por el patriarcado encontraban su máxima expresión en el matrimonio clásico, que sometía a la esposa a la plena dependencia económica del marido, y en la legislación laboral que discriminaba negativamente a las mujeres, sometidas además a la explotación de los trabajos domésticos y reproductivos no pagados y obligadas a cargar, en el caso de las madres solteras, con todo el peso de la crianza de los hijos.

Ha desaparecido la dependencia obligada por ley dentro del matrimonio, pero no las otras. Castigadas especialmente por la precariedad dentro de un sistema capitalista abiertamente machista, las mujeres deben enfrentar particulares necesidades de supervivencia. Y el derecho a disponer del propio cuerpo siempre ha supuesto una posibilidad particular de supervivencia rentabilizando las necesidades sexuales masculinas insatisfechas. El derecho a disponer del propio cuerpo y el derecho al libre intercambio económico que garantizan la Constitución y las leyes en España, permiten a algunas mujeres compensar la discriminación patriarcal remanente que las condena a la precariedad y, al liberarse ellas, contribuyen a la liberación de todas.

El derecho a prostituirnos resume todos los derechos de las mujeres frente al patriarcado, y la pérdida de ese derecho, por el contrario, nos llevaría a las mujeres de vuelta bajo el dominio patriarcal.


[i] Para la ley, el acto de prostitución es legal en su esencia, dado que pertenece de pleno derecho al ámbito de las libertades individuales.

https://elestantedelaciti.wordpress.com/2015/10/25/palabras-enganosas-y-verdad-desnuda- el-estatus-juridico-de-la-prostituta/

[ii] El abolicionismo es una ideología fundamentalista que propugna la supresión del derecho de las mujeres a prostituirse.

De la naturaleza criminal del abolicionismo

[iii] El caso más llamativo ha sido el de la Junta de Andalucía, al incluir en su Ley de Igualdad de Género la prostitución, aunque a diario vemos en todas las noticias y en las declaraciones de partidos e instituciones la presentación de la prostitución de forma que parezca que es una actividad ilegal.

https://blogs.elconfidencial.com/espana/matacan/2018-10-28/prostitucion-en- andalucia_1637104/

[iv] “Dicho de forma resumida: Para los particulares, lo que no es ilegal, es legal.”

https://elpais.com/ccaa/2014/12/28/paisvasco/1419798464_280252.html

[v] “Así, puede elaborarse una definición de la dignidad de la persona humana, según la Constitución española: ‘valor de la persona humana, espiritual o moral y jurídico, que permanece invulnerable o inalterable, y se manifiesta singularmente en la autodeterminación consciente y responsable de la propia vida’.” https://dadun.unav.edu/bitstream/10171/5545/1/JOSE%20ENRIQUE%20MORA.pdf

[vi] El art.10 no 1 de la Constitucion española de 1978 dice textualmente: «La dignidad de la persona humana, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social».

Del mismo autor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

Últimos Artículos

Extrema derecha 2.0: Charla con Steven Forti

Conversamos con el historiador Steven Forti sobre su último libro "Extrema derecha 2.0" (ed. Siglo XXI, 2021). ¿Ha vuelto el fascismo? ¿Está en peligro la democracia? ¿Existen recetas eficaces para protegerla?

Reseña de «Dominar», de Pierre Dardot y Christian Laval

¿Qué es la soberanía? ¿Cómo surgió y cuál fue su evolución? ¿De qué manera se ejerce en la globalización neoliberal actual? Este libro responde estas preguntas.

Por qué FIFA es una máquina tragaperras

FIFA es uno de los videojuegos más polémicos por sus métodos de ingreso. ¿Cómo funcionan y en qué medida se parecen a una máquina de juego?