Singapur, un pequeño Estado con una gran ambición

Singapur se sitúa en el puesto 11.º en IDH (índice de desarrollo humano) a nivel mundial, con una tasa de homicidios de 0,2 por 100 000 habitantes. Asimismo, según el informe PISA de 2018 cuenta con uno de los mejores resultados en lectura, matemáticas y ciencias. Todo ello ha hecho que Singapur se encuentre a la cabeza y que se convierta en una de las economías más prósperas del mundo.

En 1960, el PIB per cápita en Singapur era de 428 dólares y en 2015 sobrepasó los 50 000 dólares. Singapur se ha convertido en un centro financiero de primer nivel, con uno de los puertos más importantes del mundo. En este artículo desvelaremos las claves del éxito de esta ciudad-Estado y abordaremos sus principales retos a corto y a medio plazo.

La historia moderna de este Estado se remonta al siglo xix, aquel Singapur era una pequeña isla con aldeas pobladas por pescadores. No obstante, Londres se interesó por el territorio debido a su ubicación ideal como enclave comercial y, en 1826, Singapur pasó a ser una colonia británica.

La apertura del canal de Suez en 1869 impulsó la importancia de Singapur como puerto regional del Sudeste Asiático. A principios del siglo del xx, se construyó un puerto comercial y esta ciudad-Estado reivindicó su identidad como uno de los principales puertos del mundo.

Durante la II Guerra Mundial, Japón ocuparía este territorio y, tras la guerra, una parte de su infraestructura portuaria y terrestre quedaría devastada.

El Reino Unido retomaría el control de Singapur (1946-1963), pero la relación con la población local cambiaría y despertó un fuerte sentimiento nacionalista favorable a la independencia. En 1959, el Partido de Acción Popular (PAP, por sus siglas en inglés), con el objetivo de terminar con el dominio británico, ganó por primera vez las elecciones legislativas.

Las autoridades británicas concedieron completa autonomía a Singapur, excepto en materia de defensa y exteriores. El líder del PAP Lee Kuan Yew  se convirtió en primer ministro.

Durante finales de la década de 1950, el país tenía una base industrial pequeña y limitada. La industria predominante era la construcción y reparación de barcos y, también, había un pequeño sector manufacturero centrado en ingeniería ligera, montaje de vehículos, ingeniería naval, imprenta y procesamiento.

No obstante, en 1961, se organizó la Junta de Desarrollo Económico de Singapur para formular las estrategias económicas a nivel nacional, con el foco puesto en la industria secundaria.

Funcionarios de la Junta de Desarrollo Económico de Singapur recorrieron Estados Unidos y países de Europa Occidental, promoviendo esta ciudad-Estado como el lugar adecuado para la fabricación de productos de bajo coste para las multinacionales. Esto vino acompañado del desarrollo de la ciudad industrial de Jurong. Esto tenía el objetivo de acelerar la industrialización del país y empresas petroleras como Shell establecieron refinerías en Singapur.

Lee Kuan Yew guio a Singapur hacia la unión con su vecino Malasia, que se produjo en 1963 y que dio lugar a la Federación de Malasia.

Durante esta unión pronto empezarían a surgir diferencias entre los Gobiernos estatal y federal y se produjeron tensiones raciales entre los colectivos chino y malayo. Por ende, el Congreso Nacional de la Federación de Malasia votó la expulsión de Singapur en 1965.

El ex primer ministro Lee Kuan Yew en una conferencia de prensa en la televisión de Singpaur, sobre la separación de Singapur de Malasia en agosto en 1965. Fuente: https://www.straitstimes.com/opinion/behind-the-scenes-what-led-to-separation-in-1965

El 9 de agosto de 1965, Lee Kuan Yew anunció al mundo la independencia de Singapur y el nacimiento de la República de Singapur. Esta ciudad-Estado era un país muy pobre, en 1965, su PIB per cápita era de 500 dólares. Además, contaba con altas tasas de desempleo —gran parte de los 3 millones de habitantes no tenían un empleo— y carecía de recursos naturales.

Los dirigentes de Singapur, influidos por la capacidad de Israel para minimizar el boicot a las empresas y a los productos de fabricación israelí implementado por la Liga Árabe desde 1948, sabían que tenían que conectar el país con el mundo desarrollado y convencer a las empresas multinacionales para que fabricaran en Singapur.

La política de Lee Kuan Yew (1959-1990) se centró en cuatro ejes: la lucha contra la corrupción, la libertad económica, la reforma del sistema de salud y la reforma educativa.

En materia de educación, se adoptó el inglés como lengua oficial para limar asperezas entre los 4 grupos étnicos (chinos 74,2 %, malayos 13,3 %, indios 9,2 % y otros 3,3 %). A ello, se priorizó el desarrollo de capacidades, sobre todo, en la selección de entrenamiento y desarrollo profesional de maestros y directores de centros educativos.

Uno de los pilares fue la creación de instituciones sólidas. Cabría mencionar que para la lucha contra la corrupción se implementaron castigos severos; es el único estado donde los burócratas tienen un salario variable que se ve afectado por la salud de la economía.

En 1967, se aprobó la Ley de Incentivos para la Expansión Económica, otorgando el estatus de «pionero» a las empresas extranjeras con beneficios fiscales hasta un margen de 5 años. Esta medida atraería a muchas empresas extranjeras a Singapur.

A partir de 1968, el Gobierno de Singapur realizó un giro de 180°. Se realizó un cambio de estrategia industrial hacia actividades manufactureras más orientadas a la exportación.

Para fomentar el empleo, entraría en vigor una nueva legislación laboral en 1968. Esta legislación daba la flexibilidad que necesitaba el mercado de trabajo y satisfacía las necesidades de mano de obra en proyectos de inversión.

Estas políticas tendrían éxito y el incremento de la mano de obra produjo una escasez de oferta de trabajo, y el Gobierno de Singapur flexibilizaría la entrada de mano de obra extranjera. Para 1972, el 12 % de los trabajadores en esta ciudad-Estado eran extranjeros.

Durante los años 70, Singapur exportaba productos textiles, prendas de vestir y productos electrónicos básicos. Para 1972, una cuarta parte de las empresas manufactureras de Singapur eran de propiedad extranjera o eran empresas tanto de Estados Unidos como Japón.

Aparte, el Gobierno de Singapur se hizo cargo de las inversiones en áreas que carecían de experiencia privada local. De ello surgirían empresas nacionalizadas en los sectores financiero y del transporte, con el nacimiento del Banco de Desarrollo de Singapur, las aerolíneas de Singapur y el astillero de Sembawang.

También, se consolidó el sector energético y otras áreas como el petroquímico y el técnico-electrónico.

Gracias al clima estable de Singapur, a las condiciones favorables para la inversión y a la rápida expansión de la economía mundial, el PIB de Singapur experimentó un crecimiento anual de dos dígitos.

PIB per cápita de Singapur (USD a precios actuales).Fuentehttps://datos.bancomundial.org/indicador/NY.GDP.PCAP.CD?end=2019&locations=SG&start=1960&view=chart

Durante la década de 1980, Singapur se enfrentó a un mercado laboral muy ajustado con presiones más altas sobre los salarios de los trabajadores. Por ello, la economía de esta ciudad-Estado ya no se consideraba una economía que pudiera proporcionar trabajadores con salarios bajos y seguir siendo competitiva en el mercado mundial.

El Gobierno de Singapur cambió su estrategia hacia el desarrollo de industrias de alto valor añadido, y la mano de obra de Singapur necesitaba mejorar su nivel de cualificación laboral para que el país saliera de la industria manufacturera.

En 1981, se creó el Consejo Nacional de Informática para mejorar el conocimiento y formación de los trabajadores en industrias de tecnologías de la información (IT, por sus siglas en inglés). Esta medida tenía el objetivo no solo de disponer de una mano de obra cualificada, sino también de atraer empresas mundiales para que produjeran y vendieran su software a través de Singapur.

Se empezó a conceder el estatus de «pionero» no solo a empresas manufactureras, sino también a proveedores de servicios financieros. Esto también vino acompañado de planes de beneficios y otros incentivos fiscales a empresas multinacionales que establecieran su sede en Singapur.

A ello, se incrementó el gasto gubernamental en infraestructuras y se elaboró un plan para implantar una cultura entorno a las IT en las empresas de Singapur, para que las compañías de esta ciudad-Estado pudieran conectarse con otras de Occidente.

Cambio de la superficie y el uso del territorio de Singapur (1960-2014). Fuente: https://elordenmundial.com/singapur-la-villa-de-pescadores/

En 1990, Lee Kuan Yew dejó el cargo de primer ministro en manos de Goh Chok Tong, quien continuaría las políticas de su predecesor.

Por un lado, el Gobierno singapurense comprometió, de 1991-95, 2000 millones de dólares singapurenses y, de 1996-2000, 4000 millones de dólares singapurenses para el desarrollo de planes de alta tecnología. Esto se materializó con la construcción de parques de alta tecnología, por ejemplo, la Universidad Nacional de Singapur (NUS, por sus siglas en inglés), entre otras instituciones.

Al mismo tiempo, se profundizó en la investigación tecnológica a través del programa de cooperación global con instituciones terciarias de Estados Unidos, Australia y Europa.

Otro detalle fue la puesta en marcha del Triángulo de crecimiento Singapur-Johor-Riau (SIJORI) para trasladar las inversiones singapurenses en el sector manufacturero a áreas cercanas de Johor (Malasia) y a islas de la provincia de Riau (Indonesia).

Este plan permitió a Singapur lograr recursos clave, como alimentos, gas natural, agua y mano de obra; mientras que Malasia e Indonesia se beneficiarían del desarrollo de las infraestructuras, del crecimiento económico y de la experiencia financiera de Singapur.

Esta iniciativa tendría éxito y a partir de 1996 otras regiones y estados de Malasia e Indonesia se unieron.

Durante la crisis asiática de 1997, Singapur se vio afectada debido a sus vínculos económicos con otros estados de la región. La tasa de crecimiento cayó a un 1,5 % en 1998.

Por ende, durante 1998, el Ejecutivo singapurense implementó 3 paquetes económicos. Cabría destacar que, en noviembre de 1998, el Gobierno de Singapur anunció la reducción de los costes para las empresas en un 15 %, se redujo el impuesto de sociedades al 10 %, se produjo una reducción salarial de entre el 5 y el 8% y recortes en alquileres, tasas y cánones públicos.

Este paquete tuvo un éxito inmediato, y hacia 1999 la economía del país se recuperó. Con ello, se siguió atrayendo inversión extranjera, proponiendo condiciones fiscales y económicas favorables y creando un contexto multicultural muy atractivo para empresas e individuos extranjeros.

En 2004, llegaría al poder Lee Hsien Loong, hijo del propio Lee Kuan Yew. No solo no se alejó de las políticas de su padre, sino que centró los esfuerzos en la orientación tecnológica por la que apostaba Singapur.

Instantánea de la economía de Singapur (2012). Fuente: https://www.slideshare.net/TCINetwork/tci-2015-innovation-clusters-a-national-strategy-to-build-technology-capabilities-in-singapore

Durante la crisis de 2008, Singapur experimentó una disminución de las tasas de crecimiento de su PIB. Por ende, el Ejecutivo promovió un paquete de ayudas a las empresas y a los trabajadores valorado en 2900 millones de dólares y otro valorado en 20 500 millones de dólares en enero de 2009.

Este segundo parque llamado Paquete de Resiliencia consta de 5 pilares. Con el primer pilar, el Ejecutivo se comprometió a destinar 5000 millones de dólares para el mantenimiento del empleo de los ciudadanos. Los siguientes dos pilares se centraron en materia financiera, y los dos últimos se destinaron para apoyar a las familias y comunidades y para gastos de infraestructura.

Este paquete tuvo una repercusión inmediata, en 2010, se registró una tasa de crecimiento del PIB del 15 %.

Recientemente, debido a la crisis económica ocasionada por el SARS-CoV-2, la economía de Singapur registró sus peores datos económicos desde su independencia. Esto se debe a una caída de la demanda externa de bienes y servicios producidos en Singapur causada por la desaceleración económica de las principales economías mundiales y por las restricciones de viajes.

Singapur crece en términos tecnológicos y de innovación, por ejemplo, la ministra de Asuntos Exteriores mencionó: «La gente visitará Singapur y dirá ‘He visto el futuro y funciona’».

Por ende, Singapur ha realizado un fuerte compromiso en materia de I+D, impulsado por el apoyo del Gobierno y por sus asociaciones con el sector privado. Destacaría que, según el Plan de Investigación, Innovación y Empresa (RIE 2020), se invertirán 19 000 millones de dólares singapurenses en capacidades de I+D, en innovación empresarial y en espíritu emprendedor para los próximos 5 años.

También se está apoyando a sectores como la tecnología financiera, la fabricación e ingeniería avanzadas, la salud y las ciencias biomédicas, soluciones urbanas y la sostenibilidad, los servicios y la economía digital.

No hay duda, Singapur es un centro financiero de primer orden, esta ciudad-Estado se ha convertido en uno de los países más prósperos del mundo, en términos de PIB per cápita ocupa el 7.º lugar; de acuerdo con Transparencia Internacional es uno de los estados menos corruptos del mundo.

Singapur se enfrenta a importantes retos en los próximos años, como la gestión económica tras la pandemia ocasionada por el SARS-CoV-2, la consolidación de las nuevas tecnologías y los cambios en materia de competitividad internacional. En política interna, esta ciudad-Estado se enfrenta al envejecimiento de la población, a la ralentización del crecimiento demográfico, entre otros retos.


Imágen: Singapur. Extraído de «Singapur» de Uwe. B, Flickr.


Referencias

Coughlan, S. (2016, diciembre, 6). Pisa tests: Singapore top in global education rankings. BBC News. Recuperado de https://www.bbc.com/news/education-38212070

Vallejo, V. (2017, febrero, 27). El secreto del éxito de Singapur: liberalismo económico y Estado de bienestar pequeño. Panapost. Recuperado de https://panampost.com/vanessa-araujo/2017/02/27/el-secreto-del-exito-de-singapur-liberalismo-economico-y-estado-de-bienestar-pequeno/

Política Exterior. (2015). Singapur y el camino al éxito. Recuperado de https://www.politicaexterior.com/singapur-y-el-camino-del-exito/

Global Urban Development. (2014). Singapore Metropolitan Economic Strategy Report: Singapore’s Economic Transformation. Recuperado de https://globalurban.org/GUD%20Singapore%20MES%20Report.pdf

Collado, Di Franco, M. (2015). Singapur, descripción de su éxito económico, con algunas advertencias. Recuperado de https://www.academia.edu/33779208/Singapur_descripción_de_su_éxito_económico_con_algunas_advertencias

Ramos, B. (2015, septiembre, 3). Singapur, la villa de pescadores. El Orden Mundial. Recuperado de https://elordenmundial.com/singapur-la-villa-de-pescadores/

Lee Kuan Yew. En Britannica.

Goh, C. B., y Gopinathan, S. (2008). Education in Singapore: Development since 1965. IN B. Fredriksen y J. P. Tan (Eds.), An African Exploration of the East Asian Education (pp. 80-108). Washington, DC: The World Bank.

Libre Mercado. (2012). Singapur: el milagro de pasar de país pobre al más rico del mundo en pocas décadas. Recuperado de https://www.libremercado.com/2012-09-02/singapur-el-milagro-de-pasar-de-pais-pobre-al-mas-rico-del-mundo-1276466554/

The World News. (2021). Singapur: un modelo exitoso de desarrollo. Recuperado de https://theworldnews.net/pa-news/singapur-un-modelo-exitoso-de-desarrollo

Zhou, P. (2019, julio, 10). The History of Singapore’s Economic Development. ThoughtCo. Recuperado de https://www.thoughtco.com/singapores-economic-development-1434565

Vadillo, U. (2021). Singapur, los costes del progreso. The Political Room. Recuperado de https://thepoliticalroom.com/singapur-los-costes-del-progreso/

Martin, A. W. (2017). Arab League Boycott of Israel. CRS Report. Recuperado de https://fas.org/sgp/crs/mideast/RL33961.pdf

Guzmán, J. J. (2021, febrero, 23). Singapur: un modelo exitoso de desarrollo. La Estrella de Panamá. Recuperado de https://www.laestrella.com.pa/cafe-estrella/cultura/210213/singapur-modelo-exitoso-desarrollo

Arévalo, A. (2018, junio, 1). SINGAPUR, historia de una transformación socioeconómica. [Entrada de blog]. Recuperado de https://belowpolitics.blogspot.com/2018/06/singapur-historia-de-una-transformacion.html

Chew, V. Asian financial crisis (1997–1998). Singapore Infopedia. Recuperado de https://eresources.nlb.gov.sg/infopedia/articles/SIP_1530_2009-06-09.html

Woo, J. J.  Singapore’s approach to managing economic crises. Lee Kuan Yew School of Public Policy. Recuperado de https://lkyspp.nus.edu.sg/docs/default-source/case-studies/singapores_approach_to_managing_economic_crises_22052018_lowres.pdf?sfvrsn=7387660a_0

Ministry of Trade and Industry Singapore. (2021). Performance of the Singapore Economy in 2020. Recuperado de https://www.mti.gov.sg/Resources/feature-articles/2021/Performance-of-the-Singapore-Economy-in-2020

 Forbes Custom. (2018). Singapore: A Global Hub For Innovation. Recuperado dehttps://www.forbes.com/custom/2018/08/13/singapore-a-global-hub-for-innovation/

Bhaskaran, M. (2018, junio, 15). Getting singapore in shape: economic challenges and how to meet them. Lowy Institute. Recuperado de https://www.lowyinstitute.org/publications/getting-singapore-shape-economic-challenges-and-how-meet-them-0

Del mismo autor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

Últimos Artículos

Se vende cuerpo: Charla con Ricardo García Manrique

¿Debería ser legal poder comprar y vender nuestros órganos? A resolver esta pregunta se dedica "Se vende cuerpo" (ed. Herder, 2021) del catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Barcelona Ricardo García Manrique.

Los partidos políticos en el Parlamento: acerca de la disciplina partidista

Uno de los hechos más recurrentes de la vida de los Parlamentos es la disciplina partidista. ¿Cuáles son sus causas y consecuencias para la política democrática?

La autoidentificación de género: comentarios a la filosofía trans de Pablo de Lora

Una crítica a la filosofía trans de Pablo de Lora y a la "autoidentificación de género" como realidad legal-registral.